jueves, 13 de octubre de 2016

"El testamento", por Enrique Alonso.

Enrique Alonso es miembro de Podemos Jimena.

El testamento (del latín testatio mentis, que significa "testimonio de la voluntad")

La persona que quiere que su voluntad se respete, aún en su ausencia, lo tiene que plasmar en un papel o documento que quede registrado.

El PSOE pregunto a sus militantes si respaldaban acuerdos con distintas fuerzas políticas, para conformar un gobierno progresista y reformista. Los militantes dijeron en una aplastante mayoría “SI”, querían un Gobierno de progreso y reformista.

Esta fue la última manifestación de la voluntad que plasmaron los militantes socialistas. Facilitar un gobierno del PP no creo que sea facilitar un Gobierno progresista y reformista que digamos, más bien, es facilitar un Gobierno retrogrado y carca.

 Por lo tanto si el PSOE no quiere quebrantar la última voluntad de sus militantes tiene que  votar NO al PP y buscar la formación de un Gobierno acorde a la voluntad de los militantes, y  hasta la fecha, aún no se ha explorado ese gobierno para España, cosa que no ha sido así en el País vasco. En el País Vasco no importa que el PSOE hable y negocie con los “separatistas” del PNV con los que mantiene pactos de gobierno en las tres diputaciones y las tres capitales vascas. Llegando el caso, para la formación de un Gobierno  Vasco que el PSOE esté negociando con el PNV “los separatistas” y Bildu “los descendientes de los asesinos de ETA”. ¿Por qué en el País Vasco si y en Madrid no?

Tampoco el PSOE puso muchos reparos que el PP negociara con los “separatistas catalanes y vascos” la presidencia del Parlamento, ¿Por qué? Porque ese no es el debate, es la escusa que ponen los barones/a para que el PSOE no negocie con PODEMOS.

Si el PSOE se abstiene, sin intentar una negociación para lograr un Gobierno progresista, que devuelva los derechos que quito el PP a la gente, lo veremos como una traición a la gente de izquierdas. No se puede decir que es imposible, hasta que se intenta y veamos que no  han llegado a un acuerdo, pero nunca  a priori se puede decir, que esto es imposible, al menos que se quiera justificar de antemano una cacicada o secuestro de las voluntades de los militantes, y  a las aspiraciones de los españoles que esperábamos el fin de una época, después de cinco años de un gobierno sanguijuelo a nuestros derechos.

La casta del PSOE, es decir los barones/a, consideran a los militantes como felpudos de la Casa del Pueblo, “se usan, se sacuden, se colocan en la entrada para usarlos de nuevo, mientras tanto, ellos manejan el cotarro” ese es el valor que le dan los barones a los militantes. Si esto no es así, decirme que respeto se dio a los militantes de Madrid, que después de unas primarias en esa comunidad, se anulen los resultados y se imponga a dedo a otro candidato no elegido por los militantes y no digamos lo que ha ocurrido en Ferraz, se nombra todo un Secretario General con toda la parafernalia del voto directo de los militantes a P. Sánchez, y como estaba negociando un gobierno progresista con la autorización de los militantes, llega  Felipe “el dios” y da una orden a la Sra. Torquemada con sus miembros de la Santa Inquisición, y queman en la plaza pública a P. Sánchez, el ortodoxo de la militancia

Pronto veremos el final del sainete, donde el público desempeñamos el papel de victimas. En un solo acto, el PSOE dará el gobierno al Sr. Rajoy, digan lo digan, se pongan como se pongan, los militantes socialistas.

Testamento político del Generalísimo: Para que todo siga igual, he dejado todo atado y bien atado.

Testamento político del Felipismo: Para que todo siga igual, he dejado a P. Sánchez atado y bien atado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete