martes, 3 de noviembre de 2015

¿Quien para el choque de Trenes? ... por Enrique Alonso

¿Quien para el choque de Trenes? ... por Enrique Alonso


Un día el jefe de una estación ferroviaria hablando con uno de los empleados, le pregunta:
- Dígame, ¿usted qué haría si ve que dos trenes van a chocar?
- Avisarles por la radio o con banderas para que cambien de carril - responde muy seguro el empleado.
- Y, ¿si no tuviera ni radio ni banderas? -insistió el jefe.
- Pues, entonces llamaría a mi primo.
- Ajaaaa, ¿su primo sabe del tema?
- No, es que nunca ha visto un choque de trenes.
He querido empezar este artículo con un chiste para rebajar un poco el dramatismo de mi artículo.




La realidad supera en dramatismo, a la ficción del chiste. El 27 de Septiembre partieron un tren desde Cataluña con dirección a Madrid y otro desde Madrid con dirección a Cataluña y si no queremos ver un choque de trenes, tenemos que pararlos. Solo hay dos formas. 1ª.- Que uno de los dos maquinistas (los políticos nacionalistas catalanes o los políticos nacionalistas españoles) se acojone, pare el tren y dé marcha atrás 2ª.- Que se pongan de acuerdo los viajeros (que somos todos los ciudadanos) tiremos de los aparatos de alarma y paremos los trenes.



Si el interés de PODEMOS consistiera en obtener votos, se pondría a pescar como todos en el río revuelto del nacionalismo español, pero hay circunstancias que deben de estar por encima de los votos. Porque está claro, sí Sr. Rajoy ha convocado elecciones Generales después de las catalanas es con un sentido electoralista. Ahora todos (Rajoy, Rivera y Pedro) compiten a ver quien es él más nacionalista español. Además alguien debe de tener cordura para detener estos dos trenes, cuando los demás políticos están embriagados del nacionalismo.



No existen casualidades a ese nivel del capitalismo. Lo que estamos viviendo en estos cuatro años en España de la crisis donde existen mas pobres que antes (lógico) y al mismo tiempo, más ricos que antes de la crisis (ilógico) es debido a las políticas antiobrera, al favor de los grandes empresarios que han hecho que les aumenten sus plusvalías y estas han ido a parar solamente a sus bolsillos. Viendo que esta situación se le puede acabar el bipartidismo entre el PP y PSOE con la irrupción en la política de PODEMOS, se han sacado de la chistera un nuevo partido político “Ciudadanos” que sustituya al PP que ya está quemado para sus interese. Mientras que todos los poderes mediáticos del capitalismo intrigaban y desprestigiaban a PODEMOS todos eran glorias y alabanzas hacia Ciudadanos. Al capitalismo le da lo mismo que en vez de dos títeres sean tres, con tal de mantener sus privilegios por la vía de NO aumentarles sus impuestos. Sigo diciendo que a esos niveles de interese económicos no existen casualidades, me atrevo a comparar lo que está pasando en España con lo que pasó en Europa en el siglo IX.



En la decada1860 - 1870 en Europa estaba inmersa en la mayor crisis económica de su historia, de ella surgió la necesidad que los obreros se unieran contra el capitalismo, de esa necesidad nacieron la I y la II Internacional Obrera, que pusieron, gracias a los sindicatos, a los dueños de las fábricas en jaque mate. Ante estas uniones obreras que se estaban haciendo dentro de los países y así mismo entre los países de Europa, el capitalismo solo le quedó una solución. Exaltar el nacionalismo de los países para que los obreros de un país viera como enemigo al obrero del otro país y así evitar que la clase obrera se organizara y se impusiera a sus interese por Europa. Con una simple escusa (el asesinato del Archiduque de Austria) se declaró la I Guerra mundial, donde los obreros de los distintos países se mataban, mientras que los ricos hacia grandes negocios con sus muertes.



Guardando la lógica distancia, lo que esta pasando en España en esta gran crisis donde hay más pobres y más ricos que antes de ella y que han obligado a los ciudadanos a agruparse en un partido político (PODEMOS) para su defensa. El surgimiento de los nacionalismos (catalán y español) no es pura casualidad y espero que el parecido macabro que surgió al primero del siglo XX en Europa, solo sea eso, un parecido.

Pero si es una realidad que el capitalismo nos quieren llevar en este choque de trenes y posterior enfrentamiento, debemos de pararnos un instante y hablar entre los que viajamos en ambos trenes para que paren los maquinistas y así evitar esta catástrofe.

Si es necesario modificar la Constitución, que se modifique, si es necesario un referéndum, que se haga. Todo antes que choquen los trenes. Somos los ciudadanos los que tendremos que parar este choque exigiendo esto:



1º.- Pedir un tiempo, de unos meses y durante este tiempo nadie hable de los nacionalismos y sus consecuencias.

2º.- Celebrar tranquilamente las Elecciones Generales y con el nuevo Gobierno, que se sienten todas las partes y no levantarse hasta que lleguen a un acuerdo.

3º.- Aprobación por todos los Parlamentos de los acuerdos

4º.- Referéndums en todas las autonomías o países para aprobación de lo acordado.

Enrique Alonso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete