martes, 21 de junio de 2016

No más abandono y especulación de la tierra en manos del gobierno andaluz de Susana Díaz, y sí a la creación de empleo a través de la gestión pública y su uso social.



En el pasado 2012, compañer@s del Sindicato Andaluz de Trabajadores ocuparon Somonte, una finca pública de unas 429 hectáreas propiedad de la Junta de Andalucía, donde el gobierno andaluz de la Psoe la ha tenido baldía en más de 20 años.

Durante cuatro años de ocupación, Somonte ha dado empleo a unas entre veinte y veinticinco personas. Ha sido en este cuarto año de ocupación donde se pusieron todas las hectáreas en producción con cultivos como la colza, avena, girasol, aromáticas, ajos, calabacines, calabazas, alcachofas, diferentes variedades de tomates, de pimientos, de ajos y de cebollas, melones, sandias. También hay un centenar de naranjos y unos doscientos olivos.

También cabe destacar el hecho de haber donado parte de los productos de la huerta a comedores sociales, banco de alimentos de los pueblos de alrededor, toda una labor gracias al esfuerzo de compañer@s del SAT. La pregunta es, ¿Dónde han ido a parar los 200.000 euros que la Junta de Andalucía recibe anualmente de la Política Agraria Comunitaria? Resalto esto último porqué Somonte en estos últimos 4 años no ha visto un euro de la Junta.

Se nos ha desalojado por segunda vez en dos semanas y Susana Díaz ahora nos viene a hablar de legalidad, cuando en la pasada legislatura el gobierno andaluz  tuvo la oportunidad de poner en marcha el banco de tierras, algo que se quedó en palabras sin llegar jamás a ser una realidad porqué parece ser que se tiene miedo a poner fin a esas políticas de la PAC, la misma que surte de buenas subvenciones a los terratenientes, los mismos que luego se aprovechan incluso de hectáreas de tierra pública para sumarlas a las suyas propias y así recibir mayor cuantía en materia de subvención.


Proyectos de cooperativas agro-ecológicas son más que necesarios para crear empleo en nuestras zonas rurales, proyectos como este de Somonte, como también el de Marajambú, entre otros más, son ideas que se pueden adaptar a otras fincas de titularidad pública, sin olvidarnos de la gestión de los recursos naturales y de los aprovechamientos forestales de los montes públicos. No queremos la titularidad de la tierra, sí la puesta en producción de estas. Podemos Andalucía va a trasladar al gobierno andaluz la propuesta sobre la cesión de la tierra pública para la creación de cooperativas, dando trabajo a los desempleados.  

Termino este escrito dando las gracias a los compañer@s del cinturón rojo de Madrid por todo el apoyo que nos dieron y nos dan. Hago mención al ejemplar sentido de la lucha que pervive en nuestra gente del SAT y en especial en nuestros compas los huelguistas de hambre, quienes han puesto en peligro la salud y sus vidas por la libertad de nuestro hermano y compañero Andrés.


Gabriel Meléndez Muñoz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete